Estos conciertos deberían contar con guardias que disparen a la frente de los tosedores compulsivos. (Perdón, estoy muy enganchado con la serie de Escobar) Además, las toses son a estos eventos lo que los popcorn al cine.
No obstante, cuánta gracia. Y cómo arrecia la tormenta.
Un encanto.
http://www.youtube.com/watch?v=ihh4QPkbX9w

PD: Usarían pistolas con silenciador, obviamente. Los guardias, digo.