"Yo no soy kirchnerista, pero cuando veo cosas como ésta (rellenar a gusto) me dan ganas de serlo". Extraído del manual de estilo del kirchnerista vergonzante, página 1.
Luego está el manual de estilo del kirchnerista tímido: "Hay algunas medidas con las que estoy de acuerdo y otras que no...."; el del cínico: "Nunca veraneó tanta gente en la costa como este año". En fin, que existen variedad y cantidad de tipos; está el kirchnerista converso, el arrepentido, el nómade, el acomodaticio y así podríamos seguir un largo rato. Lo lamentable, entretanto, es que el manual de estilo del kirchnerista congregante, según mis fuentes, está completamente agotado. Era de prever.