Canción de El Sueño de los Insectos, inspirada amorosamente en la partida de Luis Alberto.  Hice la letra; me ayudó a elaborar la tristeza, a intentar trocarla en belleza, aunque sea en parte. 
Estoy agradecido y me siento mejor.