Bello cuarto de siglo, Sasha.