Acabo de escuchar un fragmento del discurso de Cristina (todo es mucho, convengamos) y estoy re entusiasmado. Dice que ella no es hipócrita, que tal vez eso sea porque pertenece a una generación que "arremetió con todo" y que no va a parar hasta esclarecer el tema AMIA en la medida de lo posible.
Si no fuera porque todo esto me parece un mal sueño, yo también habría aplaudido con el fervor de sus cortesanos.
Nunca menos.