Si Charly tuvo sus Salieris, éstos son los Zelig de Spinetta: en ausencia de un mejor yo que los sostenga, se mimetizan con el susodicho en forma de lastimosos sucedáneos. Esperemos entonces que permanezcan en fase de neurosis y que sus ansias tributantes evanezcan pronto, sin pena y sin mayor estruendo.
A propósito, Catupecu, Cantilo, Emme y demás desazonantes criaturas: "Cantata de puentes amarillos" (con todo y 40'' iniciales de silencio) va más o menos así: http://grooveshark.com/#!/search?q=Pescado+Rabioso+Cantata+de+puentes+amarillos