Si es cierto lo que leí sobre el incidente Kicillof, entonces me pregunto: ¿los argentinos no tuvimos ya bastante de "judío de mierda", "zurdo" y "tírenlo al río"? No, yo decía...