Iniesta me recuerda a Bochini; aspecto de oficinista o cualquier otra cosa que no sea jugador de fútbol, rara habilidad y altísimo grado de comprensión del juego. Notable el cerebro del Barça.