Parece que son las Islas Marietas, en México, un área natural protegida a la que una antiquísima actividad volcánica proporcionó estas increíbles y bellísimas formas. Alucinante.