Iba a decir que veo a Sabatella en la tele y pienso: qué triste ser el brazo ejecutor de una venganza póstuma. Pero después me pareció fuerte.