22. LLOYD

Se nota que algo se está cociendo en la estratosfera emocional, más allá del hormigueo de las drogas cuando tu comportamiento emocional empieza a cambiar. Desde que la conocí la semana pasada me ducho a diario y me cepillo los dientes dos veces al día. También he cogido la costumbre de cambiarme de calzoncillos y calcetines todos los días, lo que supone una sangría en la lavandería. Normalmente un par de calzoncillos me duraban toda la semana y el otro par era para ir de clubs. Lo más crucial es que he empezado a lavarme meticulosamente los repliegues del glande. Hasta el piso parece distinto. No exactamente limpio y recogido, pero mucho mejor.

Fragmento de "Éxtasis, Tres relatos de amor químico" (Irvine Welsh, 1996).