"Nadie sabe a quién busca o si tiene familia en el aire...". El álbum se llamó "Para los árboles". Los árboles, para mí, tienen familia en la tierra profunda y en el aire, rama por rama y siempre anhelando hacia lo alto. Ergo, o no, Luis fue la especie irrepetible de un raro árbol de energía, uno cuyas ramas no dejaron de brotar intensamente hasta el final.
Ahora es hoja en el viento y eco entre las almas.

"Ciénaga dorada" (L.A.Spinetta, 2003).