Así como hay malos conductores, también hay malos peatones; pésimos. Están los erráticos; los lenteja; los que carecen de visión panorámica; los que transitan una pasarela imaginaria por la que nadie debe osar atravesarse; los nextcandalosos; los que aceleran sin ser aptos para conducir sus pies a gran velocidad… en fin, todo tipo de criaturas defectuosas que deberían ser arrojadas del Taigeto sin el más mínimo remordimiento. #Eugenesia para todos y todas.