Virilísima doble interpretación de uno de los grandes actores porno argentinos. En esta ocasión, además, ALE MARKOV aportó no sólo su reconocida pericia como performer hardcore (cada vez más afilada) sino también a través de aspectos formales realizativos que acabaron por darle carácter definitivo a ADICTAS AL JUEGO SUCIO 1.