Luego de su primera incursión triple x en el porno itálico, la joven ALLYSON ROSE, proveniente de Cali, Colombia, le da el sí a ADICTAS AL JUEGO SUCIO 1, aportando un cóctel de juventud, belleza, exuberancia y sexo duro (desplegado en un amplísimo abanico hardcore que nos revela, acaso, sus primeras varillas) y que la descubren como una actriz portentosa, excitante y apetecible en todos los sentidos posibles. 
Hallazgo hardcore y larga vida al Valle del Cauca.