Si tuviera que calificar a mi nueva peli, ADICTAS AL JUEGO SUCIO 1, con un puñado de palabras, diría que es patriarcal, machista, cosificante, misógina, ofensiva, heteronormativa, capitalista, excluyente y en fin, absolutamente repudiable, pero tengo entendido que el autobombo está mal, así que no diré nada.