Y es que la elegancia no es un valor para mí (¡sí, sé que lo han notado por cómo visto!), mucho menos en materia artística. #paramíehojoparamí