Yo entiendo que Cristina sea tu Madre, tu Jefa espiritual y que el movimiento que ella lidera y que a vos te representa se esté yendo por la canaleta y eso te ponga triste y furioso, pero no vengas a defecarlo a mi muro, ¿ok? Y no te lo pido por favor, estoy acariciando la escopeta.