El pesquero LPsexxx zarpa rumbo a aguas internacionales. ¡Ay, mi madre!