"Una persona capaz de gozar del arte limita el campo de sus obras predilectas. Y lo hace por sus tendencias naturales. El onmívoro, devorador de arte, es sólo el mediocre, incapaz de llegar a una juicio personal y a una elección propia".

Andrei Tarkovski, Esculpir en el tiempo, 1986.