No es una cuestión moral, es que no tengo tanto amor para dar, salvo que se conformen dividiendo lo poco que hay. No sé, fijensén.