Acaso la mejor cinta demo de la historia de la música. "Préstame un sentimiento", por Kirk Van Houten.