Camina seguro y gentil, en lugar de sentirse un obstáculo en el paso de otros. Yo a veces y a veces.

PS: Y si anda bien afirmado, tampoco atropella al prójimo por la calle (de auto a peatón o de peatón a peatón).