Fuertes, e indignantes.