Música



¿Para qué uno pone música? Para encauzar la vida.Para hacer un comentario emocional paralelo a los hechos. Para guiar el rumbo de lo que se vive en determinada dirección sensible.

La música te va llevando a lo largo del tiempo de manera de poder pasarlo en estado de gracia. La usamos para enhebrar los hechos con gusto, sin darnos cuenta, metidos en algo, haciendo lo mejor posible.

Distintas músicas, distintos cauces. A veces uno no encuentra la vuelta y no lo logra. Se puede torcer una noche hacia un buen rumbo con la música adecuada. Se puede enderezar un día.

También se lo puede malograr, si se elige mal qué escuchar o si no se lo elige, si se es víctima de un universo sensible que a uno le resulta dañino, o ajeno, o enajenante
.

Alejandro Rozitchner.