Se colocaron electrodos en la cabeza, mentón y párpados del sujeto experimental conectados a un rack de monitores. Se le indujo artificialmente a un estado hipnagógico prolongado a través de la administración de una serie de drogas en dosis controladas. Se propendió a la ensoñación erótica del sujeto mediante la emisión discontinua de estímulos externos audiovisuales, ausencia de cualquier tipo de contacto sexual con otros sujetos y restricción absoluta del acto masturbatorio.
He aquí los resultados de esta primera investigación exploratoria en fase inicial, a la que se ha dado el nombre de “Zorra” en virtud del patrón de aparición más recurrente en la psique del ...voluntario.